domingo, 7 de abril de 2013

Poema: 'Diagrama de vectores'


No es agua lo que cae.
Bajo la sed de las cucharas
y los tenedores
se aquieta la postal
antigua del amor.
No es agua lo que cae.
El espejo dice cosas
que la vida no dice:
¿qué haces aquí,
de madrugada,
esperando la lluvia?
No es la sed lo que cae.
Como un don,
no eres tú quien lee
estos versos,
no son tus dedos los que
aporrean el teclado
con la batería agotada.
Busco en el disco duro,
en las redes sociales,
en los blogs de amigos
y enemigos.
Cuento las veces que
aparece la palabra lluvia,
las veces que aparece
la palabra amor,
las veces que aparece
la palabra despido,
las veces que aparece
la palabra Bárcenas,
las veces que aparece
la palabra supercalifragilisticoespialidoso.
A pesar de la lluvia,
no es agua lo que cae.
Un dolor antiguo,
tristemente feliz,
construido sobre un diagrama
de vectores,
se ajena y se destruye.
Como archivo comprimido,
todo cabe en tu mano,
en la memoria USB
de un cántaro roto.

3 comentarios:

  1. <>

    Seguramente porque, según dice José Luís Morante en una de sus magistrales reflexiones, "alguien dio otras señas a la lluvia de hoy".

    Extraordinario poema, Ismael.
    Enhorabuena
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. ¡Ah!, y extraordinaria respuesta a mi poema "Al final lloverá".
    También a mí me divierte este juego poético.
    Una fuente de inspiración constante, y una forma estupenda de comunicar.
    Seguimos en contacto.

    ResponderEliminar
  3. La buena poesía -y tus versos son una excelente muestra- siempre son objeto de admiración, inspiración y -cómo no- emulación.
    Seguimos en contacto, querida amiga.

    ResponderEliminar